7 days of WordPress plugins, themes & templates - for free!* Unlimited asset downloads! Start 7-Day Free Trial
Advertisement
  1. Code
  2. General

Las 10 principales dificultades al cambiar a Vim

Read Time: 13 mins

Spanish (Español) translation by Esther (you can also view the original English article)

Admítelo: cada vez que ves a una persona usando Vim, consideras la posibilidad de que sepa algo que tú no sabes. ¿Por qué si no iban a utilizar un editor que, en tu opinión, es una basura de código abierto y anticuada? Piensa lo que quieras, pero hay una razón por la que los mejores desarrolladores confían en Vim.

Tutorial reeditado

Cada pocas semanas, revisamos algunas de las publicaciones favoritas de nuestros lectores a lo largo de la historia del sitio. Este tutorial se publicó por primera vez en febrero de 2011.

Hasta que no hayas pasado al menos un mes trabajando todos los días con el editor, sin duda lo odiarás. Por eso, la mayoría de los recién llegados juegan con Vim durante un día, se asquean y no vuelven a tocarlo. Lo lamentable es que, si estos desarrolladores pudieran superar los escollos, se introducirían en una velocidad y flexibilidad increíbles.


1. Hay demasiados modos

Es cierto: Vim no es un editor de código estándar (es mejor). La transición de, por ejemplo, TextMate a Vim va a ser un proceso totalmente diferente al de cambiar de TextMate a Espresso. Tenlo siempre presente cuando te encuentres rasgándote las vestiduras porque Vim parece negarse a introducir texto cuando escribes.

Aunque hay múltiples modos en Vim, nos centraremos en los tres más importantes. Pero antes de continuar, ten en cuenta que cada tecla cumple una función diferente, dependiendo del modo en el que te encuentres. Más confuso aún, al principio, una letra mayúscula desencadena una acción diferente que una minúscula.

En el modo de comandos, al pulsar la "i" minúscula se activará el "modo de inserción". Sin embargo, una "I" mayúscula moverá el cursor al principio de la línea. ¡Esto puede parecer confuso, pero te proporciona un poder increíble!

  • Command: Por defecto, Vim debería descansar en modo comando. Piensa en este modo como el modo de "moverse". Mientras que, en un editor tradicional, puedes estar acostumbrado a utilizar el ratón o las teclas de dirección para recorrer tu documento, el modo de comandos de Vim hace que el proceso sea más rápido y "sin ratón".
  • Insert: Al pulsar la "i" minúscula en el modo de comandos, pasará al "Modo de inserción". Los recién llegados a Vim encontrarán este modo familiar. Como resultado, sin embargo, a menudo permanecen en este modo mucho más tiempo del que deberían (sé que yo lo hice). Como regla general, el modo de inserción debe utilizarse únicamente para insertar texto. Cuando termines, vuelve inmediatamente al modo comando.
  • Visual: Piensa en el modo visual como un modo de "selección". ¿Necesitas seleccionar las siguientes cinco líneas y borrarlas? Con un editor de código normal, podrías utilizar el ratón para seleccionar visualmente cinco líneas y, a continuación, pulsar la tecla de retroceso. Con Vim, en cambio, pulsarías la V mayúscula para cambiar al modo Visual, y luego escribirías 5j para seleccionar cinco líneas más abajo. Por último, pulsarías la d, de borrar.

Sé que esto suena increíblemente confuso al principio. Puede que pienses: "¿Todo ese trabajo solo para borrar cinco líneas?". Pero la verdad es que este método es significativamente más rápido.


2. Editor antiguo

¿Por qué se le da la espalda a más de tres décadas de desarrollo?

Puede que oigas a tus amigos decir: "¿No es Vim un editor de código antiguo?". Bueno, se podría decir que sí; lleva más de treinta años en el mercado. Aunque, honestamente, ¿por qué ibas a rechazar más de tres décadas de desarrollo? ¡Eso es más tiempo del que yo he vivido! Mejor aún, hasta el día de hoy, Vim está en desarrollo activo. La versión más reciente, la 7.3, estuvo disponible en agosto de 2010.

En segundo lugar, es importante tener en cuenta que Vim no es Vi. Si tu única experiencia es con este último, tómate un tiempo para descargar la última versión y jugar con las nuevas características. ¡Te sorprenderás gratamente!


3. I Love TextMate Snippets

Si Vim no puede hacerlo de forma nativa, puedes apostar que hay un plugin disponible en alguna parte.

Rápidamente te darás cuenta de que, si Vim no puede realizar una tarea concreta, es probable que se haya desarrollado un plugin para proporcionar esa funcionalidad. Por ejemplo, considera la excelente función de fragmentos de TextMate. Aunque Vim no lo soporta de forma nativa, puedes descargar el plugin snipMate, que debería hacer la experiencia prácticamente idéntica a la que estás acostumbrado.

Más información sobre el cambio a Vim desde TextMate


4. No puedo usar las teclas de flecha

Cuanto menos movimiento, mejor.

En primer lugar, esto no es cierto. Podría ser el caso con Vi, pero eres libre de usar cómo Vim de la manera que te resulte más cómoda. Así que utiliza las teclas de flecha a tu antojo, aunque ten en cuenta que hay una razón por la que la mayoría de los usuarios de Vim no lo hacen.

Las teclas h,j,k,l que corresponden a la izquierda, abajo, arriba y derecha, respectivamente, tienen dos propósitos:

  • No hay elección: En su día, las máquinas no tenían esas útiles teclas de dirección. Por ello, no tenían más remedio que elegir la mejor alternativa.
  • Menos movimiento: Si tus manos generalmente descansan a lo largo de la segunda fila del teclado, no tiene mucho sentido mover repetidamente la mano hacia la parte inferior derecha del teclado cada vez que quieras mover el cursor. Cuanto menos movimiento, mejor. Con esta disposición, puedes recorrer tus documentos sin moverte ni un centímetro.

Al fin y al cabo, tú eres la persona que utiliza el editor. Si, al principio, te sientes más cómodo utilizando las teclas de dirección, ¡entonces hazlo!


5. Soy un diseñador, amigo

No pasa nada. Vim no es para todo el mundo. Como persona que al menos intenta hacer trabajos de diseño de vez en cuando, puedo dar fe de que Vim puede no ser lo más adecuado para los diseñadores.

Los desarrolladores no son diseñadores; es natural que este hecho se refleje en su elección de editores.

Si crees que la mayor parte de tus días los pasas trabajando con HTML y CSS, entonces tal vez Vim no sea para ti. Ahora bien, eso no quiere decir que no debas darle una oportunidad; pero es ciertamente comprensible, si decides quedarte con un editor más amigable para el diseñador, como Coda.


6. Vim no ofrece nada que mi actual editor no haga ya

Simple y llanamente, eso es una tontería. Ciertamente, cada editor tiene sus puntos fuertes, pero verás que Vim es increíblemente potente y, sobre todo, flexible. Hay cientos y cientos de plugins disponibles (de forma gratuita) que te proporcionarán soporte para prácticamente cualquier tipo de funcionalidad que necesites.

Muchos recién llegados suelen citar el comando incorporado "Cambiar interior" como un gran punto de venta. Para mí lo fue. Digamos que tienes el siguiente trozo de código:

Suponiendo que el cursor está al principio de esa línea, y que desea cambiar el valor "fontanero" por "negro", tradicionalmente, podría utilizar las teclas de flecha o el ratón para seleccionar y cambiar el texto. Con Vim, el proceso se simplifica enormemente. Simplemente escriba: ci'. Esto significa "Cambiar las comillas interiores", o, encontrar el siguiente conjunto de comillas simples, y cambiar el valor dentro.

Plugins de primera clase

  • snipMate: Te permite, por ejemplo, escribir
    + tabulador, y tener un elemento div completo expandido. Es tremendamente útil.
  • Sorround: Envolver partes del texto con paréntesis, etiquetas, llaves, etc.
  • NerdTree: Explora tu sistema de archivos y para abrir archivos y directorios. Te presenta el sistema de archivos en forma de árbol que manipulas con el teclado y/o el ratón. También le permite realizar operaciones simples del sistema de archivos.
  • TComment: Comenta fácil y rápidamente ciertas líneas de tu código.
  • Sparkup: Similar a ZenCoding, pero proporciona más soporte para aplicar valores a los elementos también, como: ul > li { Mi texto del elemento de la lista. }.

  • 7. Mi archivo Vimrc está en blanco

    Esta fue una queja inicial que tuve con Vim, también. Cuando se lanza por primera vez, digamos, MacVim, ¡se le arroja a la manada de lobos! No hay resaltado de código, no hay formato, no hay sangría inteligente... ¡no hay nada! Particularmente si estás usando un editor Vim personalizado, debería haber al menos un archivo vimrc base para empezar. Puede ser una experiencia intimidante tratar de averiguar cómo aplicar sus preferencias personalizadas.

    Para aquellos que no están familiarizados con un archivo vimrc, es esencialmente un archivo que le permite especificar sus preferencias de editor.

    Utiliza esto como un inicio (haz clic en el botón Expandir más abajo):


8. No quiero usar la terminal

Yo tampoco, al menos no más de lo que tengo, hay una variedad de editores Vim dedicados que proporcionan una experiencia más parecida a la de Windows/Mac GUI.

Estos editores ofrecen soporte para el tipo de pulsaciones de teclas que están arraigadas en tu cuerpo, como "Command + F" para buscar, o "Command + W" para cerrar la ventana actual.


¿Recuerdas que en la escuela, a veces, el alumno que se sentaba a tu lado era capaz de explicarte y ayudarte a entender algún concepto difícil más que el profesor? La razón es que, una vez que dominas un oficio, es difícil recordar lo que personalmente te dio más problemas. De septiembre a octubre, me embarqué en un desafío de cuatro semanas, que llamo "Aventurarse en Vim". Después de escuchar a innumerables desarrolladores de gran talento alabar este editor de código que parece tener una década de antigüedad, decidí que merecía la pena dedicar un mes de mi tiempo a averiguar por qué tanta gente considera que Vim es el mejor editor del planeta.


10. No puedo editar archivos en mi servidor

Por supuesto que puedes, aunque hay que admitir que no es tan fácil de usar como, por ejemplo, la función de servidor remoto de Coda. Hablando de Panic, si eres un usuario de Transmit, podrías considerar instalar el plugin FTP de Transmit.

"Este script permite subir el archivo actual vía Transmit directamente desde Vim. Para que funcione, necesitas estar trabajando en un archivo que esté vinculado a una conexión de Transmit, y esta conexión debe tener activado "DockSend"."

Con este plugin, cuando se edita un archivo que tiene una conexión Transmit (archivo abierto a través de Transmit), solo tienes que pulsar Control + U para empujar esas actualizaciones a tu servidor remoto. ¡Es un juego de niños!

Sin embargo, la verdad es que deberías intentar adoptar un mejor proceso de build/deployment. De esta manera, en lugar de usar FTP, puedes simplemente hacer git push.


Claro, hay un puñado de razones para no usar Vim. Tiene una curva de aprendizaje empinada, y requiere un replanteamiento completo de cómo debe funcionar un editor de código. Dicho esto, hay cientos de razones por las que deberías usar Vim. La única pregunta es: ¿por qué no lo haces?

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Code tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Advertisement
Scroll to top
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.