7 days of WordPress plugins, themes & templates - for free!* Unlimited asset downloads! Start 7-Day Free Trial
Advertisement
  1. Code
  2. WordPress

Guía para principiantes sobre cómo seleccionar un tema WordPress

Scroll to top
Read Time: 11 mins

Spanish (Español) translation by Trix (you can also view the original English article)

Cuando estás empezando tu sitio web o tu blog por primera vez, es fácil precipitarse al querer tener todo terminado y funcionando lo más rápidamente posible. En algunos casos, esto funciona bien, en otros no suele ser buena idea.

Y en este caso, lo cierto es lo último.

Si seleccionas tu tema de un mal proveedor, podrías acabar con malware en tu ordenador, o agujeros de seguridad en tu sitio web, y si eliges el tema equivocado, al final puedes acabar con muchos e innecesarios dolores de cabeza.

Hoy, veremos qué temas deberías evitar como principiante, y cómo elegir el más adecuado para tu sitio web.

Temas gratuitos con los que tropiezas

No hace mucho, hacer una búsqueda en Google usando el término “temas gratuitos para WordPress” era una mala idea. En 2011, este artículo de WPMU que ha sido actualizado creó un gran impacto en el entorno de WordPress cuando fue publicado, ya que probaba el lado oscuro de muchos de los resultados que ofrecía Google para dicha la búsqueda.

En concreto, hablaban y probaron que si descargabas un tema gratuito para WordPress, te ponías en una situación de riesgo ya que posiblemente estabas descargando spyware o, peor, un tema con código malicioso que podría permitir a terceros acceder al backend de tu sitio web.

Hoy en día, es más probable que obtengas recursos de confianza en los primeros resultados, pero indirectamente todavía puedes acabar en un sitio peligroso ya que muchos de estos resultados son listados de temas procedentes de otros sitios web. Además, al revisar yo mismo los resultados, debo advertir que en los artículos que aparecen en la primera página de resultados hay una gran cantidad de temas obsoletos que se muestran.

Dada la cantidad de listados que incluyen temas que no han sido actualizados en años, lo más probable es que no sean completamente compatibles con las últimas versiones de WordPress. Y esto nos lleva al siguiente punto.

Temas obsoletos

Una de las primeras cosas que querrás hacer cuando valores un tema será comprobar cuándo se actualizó por última vez. Si no ha sido actualizado en mucho tiempo, digamos que tres o seis meses o incluso más, sería buena idea optar por otro tema. Si hace años que no ha sido actualizado, definitivamente evita ese tema.

La fecha en la que un tema ha sido actualizado puede servir como señal de advertencia e indicar que posiblemente no sea compatible con la última versión de WordPress. Aunque esto ya es de por sí bastante negativo, también significa que las posibilidades de que cualquier problema que surja con el tema sea solucionado es de un 0%. Aunque algunos de estos temas tienen un aspecto excelente, y la falta de actualizaciones parezca un pequeño precio a pagar, la falta de compatibilidad no solo puede limitar tus opciones en cuanto al empleo de plugins, sino también crear conflictos con la funcionalidad del sitio web en sí.

Temas para nichos subóptimos

En ocasiones encontrarás un tema con un diseño absolutamente increíble, y aunque es posible que no sea lo que estabas buscando en cuanto a funcionalidad, y enfoque para el sitio, puede resultar difícil resistirse a su fantástico aspecto. Esto es especialmente frecuente, sobre todo, cuando el tema es gratuito.

Pero recuerda que si eliges un tema nicho que parece sugerir que la temática de tu sitio es algo en concreto, por ejemplo, un excelente tema para fotografía que presenta las fotos y al mismo tiempo tiene opciones para ubicar un poco de texto, podrías estar enviando un mensaje equivocado a tus usuarios en el caso de que tu sitio web vaya a centrarse en el contenido escrito.

Otro ejemplo, imagina que estás empezando un blog sobre el medio ambiente, y que acabas eligiendo un tema corporativo con un diseño estupendo, lo que estarás haciendo es enviar mensajes mezclados o contradictorios a tus usuarios, y esto podría provocar la pérdida de un sector clave del público al que pretendes llegar.

Frameworks de estructura y temas base

Si eres un principiante, es mejor que te mantengas alejado de frameworks estructurales y similares ya que suelen requerir mucho trabajo hasta conseguir que adquieran un buen aspecto. A menos, por supuesto, que estés preparado y dispuesto a invertir un gran esfuerzo y el tiempo necesario para familiarizarte con ese framework concreto, así como aprender a adaptarlo a tu gusto.

Por ejemplo:

Si más adelante deseas disponer de la funcionalidad que te ofrece un framework, una buena opción sería elegir un tema hijo o “child theme” que esté alineado con la visión que tienes de tu sitio web. De esta forma obtendrás toda la funcionalidad y las fortalezas del framework sin tener que realizar tú mismo mucho trabajo de diseño y desarrollo.

Otro aspecto a tener en cuenta es que cuando estás empezando, a menos que seas un desarrollador o un diseñador experimentado, no es buena idea disponer de excesivas opciones. Puede acabar convirtiéndose en una gran distracción e incluso una excusa que te aleje de lo realmente importante: crear contenido y promocionarlo online para hacerlo llegar a todo el mundo.

No quiero decir que el diseño no sea importante, después de todo, gran parte de Tuts+ está centrado en enseñar a crear buenos diseños, pero si esa faceta no es tu fuerte, probablemente sea mejor que inviertas tu tiempo haciendo cualquier otra cosa en lugar de dedicarlo a editar los colores de tu tipografía varias veces al día. Hay algo que casi podemos grabar sobre piedra, permitirte céntrate en aquello que mejor se te da.

Cómo escoger el mejor tema

Ahora que hemos visto cómo evitar aquellos temas que puedan dañar tu marca (y/o el entorno de tu alojamiento web), es momento de hablar sobre cómo encontrar el tema perfecto según tus necesidades reales.

Opta por un proveedor de confianza

La manera más obvia de solventarlo consiste en acudir al directorio de temas de WordPress.org. El directorio es fantástico porque en su página está listada toda la información importante, y el código de todos los temas de su base de datos ha sido revisado por un equipo de voluntarios antes de ser aceptado y publicado. La desventaja es el gran volumen de temas disponibles, en ocasiones, la categorización poco acertada, y la relativa poca originalidad de muchos de los temas disponibles en comparación con los temas desarrollados para la distribución comercial. Es cierto que definitivamente existen algunas joyas, y si estás dispuesto a investigar un poco, probablemente encontrarás algo que sirva bien a tus propósitos.

Recuerda comprobar la última fecha de actualización, y si el autor da o no respuesta a los tickets de soporte. Un tema gratuito realmente bueno no solo se ocupará de su apariencia, también dispondrá de un autor dedicado en exclusiva al mantenimiento y a la resolución de los problemas que puedan tener los usuarios.

Además de esto, puedes encontrar algunos temas premium gratuitos realmente atractivos si buscas en los lugares adecuados. Normalmente estos no estarán listados en el directorio de temas de WordPress, y por tanto tendrás que acudir directamente a la fuente. Es mejor que te centres en proveedores grandes y con larga trayectoria que desarrollen temas premium y usen temas gratuitos como medio para ganar exposición.

Echemos un vistazo a algunos de los proveedores disponibles más importantes.

  1. Si has decidido usar un tema premium, el marketplace de ThemeForest ofrece una gran variedad de temas procedentes de multitud de proveedores independientes, y puede ser un excelente lugar por el que empezar.
  2. WooThemes es una de las tiendas de temas más grandes, y también tiene algunos temas gratuitos en su sitio web; sin embargo, la mayoría de los cinco que ofrecen (y casualmente los más nuevos) están pensados para integrarse con su plugin, WooCommerce. Por tanto, están más dirigidos hacia la gente interesada en empezar una tienda de eCommerce.
  3. WPExplorer ofrece una amplia variedad de temas de gran calidad, hay que advertir que no todos los temas gratuitos que muestra son creación propia. Esto no señala nada negativo per se, simplemente hay que ser consciente de que el producto podría estar alojado en el sitio web de un tercero. Además, y tal y como ocurre con la mayoría de temas, estos rara vez cuentan con soporte o actualizaciones periódicas, a diferencia de los temas premium.
  4. Themify es uno de los frameworks tipo arrastrar y soltar, y nos ofrece unos cuantos temas responsivos gratuitos. Aunque puedes conseguir cualquiera de esos temas, tendrás que pagar si deseas soporte y una guía en formato PDF que te ayude a configurarlo y sacarle el máximo provecho.

Ten en cuenta tu principal objetivo

¿Qué quieres hacer con tu sitio web? ¿Construir una audiencia? ¿Promocionar servicios? ¿Presentar un portafolio online?

Si tu objetivo es vender algo o construir un negocio, verdaderamente deberías valorar el uso de un tema premium que ofrezca soporte a sus clientes. La razón es bien simple: si un día surge un problema técnico que provoca que no puedas adquirir o atraer clientes, no estarás solo ante el problema. Además un sitio web original y con aspecto profesional inspira más confianza que tener el mismo tema gratuito que tiene la mitad de la blogosfera.

Si quieres difundir un mensaje, o posicionarte online, tu principal objetivo debería ser encontrar un tema que enfatice el contenido sobre cualquier otra cosa.

Ten en cuenta cuál es tu audiencia

¿Quiénes son? ¿Cuál de sus principales preocupaciones estás tratando de solucionar con lo que ofreces en tu sitio web? ¿Cuáles son sus intereses? Si estás intentando ganar un público compuesto por gente interesada en la simplicidad, tendrá sentido emplear un tema con una estética minimalista. Si tu audiencia está formada principalmente por escritores, tiene sentido que uses un tema enfocado en el contenido escrito. Si tu audiencia está formada por fotógrafos o aquellos que puedan adquirir tus servicios fotográficos, lo lógico es que te centres en el contenido visual.

Si te estás sintiendo perdido o bloqueado, existe un truco infalible para que te hagas una idea de qué funcionará en tu sector: fíjate en lo que hace tu competencia para obtener inspiración.

¿Cuáles son los sitios web y los blogs favoritos de tu público objetivo? Aunque pretender emularlos por completo es mala idea, puedes recoger algunas pistas o claves importantes sobre qué tipo de tema deberías seleccionar para tu sitio web.

La seguridad es lo primero

Si encuentras un tema increíble a través de una lista que te dirige a un sitio web de terceros, e incluso si consigues tu tema en un proveedor de confianza, querrás comprobar la integridad de su código. Y gracias a la gran cantidad de plugins gratuitos disponibles, ya no es necesario tener conocimientos o experiencia sobre código para llevar a cabo esta tarea.

Entre los plugins que puedes usar se incluyen los siguientes:

  • Sucuri probablemente sea el plugin de seguridad más popular para WordPress, y aunque cuenta con opciones premium, con la versión gratuita te permitirá comprobar la integridad de tu tema. Con él podrás descubrir vulnerabilidades en el código del propio tema tanto intencionadas como inintencionadas. Además también hace un amplio rango de otras cosas, como comprobar listas negras y otras trampas en la estructura de tu sitio web o blog. Tras instalar el plugin, aparecerá un nuevo elemento de menú en tu escritorio con la etiqueta “Sucuri Free”.
  • Theme Authenticity Checker está especialmente diseñado para buscar vulnerabilidades, o líneas de código sospechosas e tus temas. TAC te muestra qué líneas son y dónde están ubicadas. También detectará enlaces estáticos (típicamente un enlace de vuelta al sitio web del desarrollador) algo que no debería preocuparte demasiado ya que el uso gratuito del tema puede implicar que esos enlaces deben figurar, aunque tendrías que consultar las condiciones de los términos de uso (TOS) de ese proveedor concreto para saber si es aplicable o no. Después de instalar y activar el plugin, encontrarás un submenú con la etiqueta TAC dentro del menú Apariencia.

Conclusión

Aunque podría parecer obvio emplear bastante tiempo seleccionando un tema con anticipación, es cierto que contar con uno adecuado desde el principio puede marcar una gran diferencia en tu proyecto y ahorrarte un montón de tiempo a largo plazo.

Y aunque escoger un tema premium es buena idea si estás creando un portafolio profesional, o un sitio web para tu negocio, existen cientos de excelentes opciones gratuitas por ahí para ayudarte en un principio si inviertes el tiempo necesario para buscar concienzudamente.

Por último, aunque juguetear con un tema no es una tarea accesible a todo el mundo, si dispones del tiempo suficiente, tienes interés, y además el tema que has elegido te lo permite, pruébalo. De hecho, Tuts+ es un buen lugar en donde aprender a hacer exactamente eso.

Advertisement
Did you find this post useful?
Want a weekly email summary?
Subscribe below and we’ll send you a weekly email summary of all new Code tutorials. Never miss out on learning about the next big thing.
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.